Portada > Temas Especiales > Reformas de la ONU
Documento sobre la Posición de China acerca de las Reformas de las Naciones Unidas
2005/07/30

Con el advenimiento del nuevo siglo, la situación internacional está experimentando cambios profundos y complicados. La paz y el desarrollo siguen siendo los temas principales de nuestros tiempos, pero han aumentado elementos inciertos e inestables. Estamos encarando oportunidades pocas veces presentadas y también graves desafíos para realizar la paz duradera y el desarrollo común de la sociedad humana.

En las circunstancias en que se desarrolla a profundidad la globalización y se hace continuamente estrecha la interdependencia de los Estados, las amenazas y desafíos globales se han mostrado más diversificados e interconectados. Todas las amenazas deben ser tratadas con igual seriedad sin parcialidad. Todos los países deben hacer esfuerzos concertados por profundizar la comprensión mediante comunicación, incrementar la confianza mediante diálogos, y promover la cooperación mediante intercambios, a fin de hacer frente, con acción colectiva, a las amenazas y desafíos, en particular eliminar las raíces que los originan.

Las Naciones Unidas desempeñan un indispensable papel en los asuntos internacionales. Como la organización internacional intergubernamental más universal, representativa y autoritativa, las Naciones Unidas constituyen el mejor escenario para practicar el multilateralismo y una efectiva plataforma para las acciones colectivas destinadas a hacer frente a las diversas amenazas y desafíos. Deben continuar siendo un mensajero para mantener la paz y un precursor para promover el desarrollo. Una ONU reformada que desempeñe un mayor papel servirá a los intereses comunes de toda la humanidad.

China saluda el informe del Panel de Alto Nivel sobre las Amenazas, Desafíos y Cambios, el Informe sobe el Proyecto de Desarrollo Milenario de la ONU, y el informe integral del Secretario General de las Naciones Unidas. Todos estos informes han presentado no pocas posturas y sugerencias provechosas y viables sobre el rejuvenecimiento y reforma de las Naciones Unidas. China está dispuesta a trabajar con todas las demás partes para promover resultados positivos de las reformas de las Naciones Unidas y el éxito de la cumbre en septiembre.

China sostiene que las reformas de las Naciones Unidas deben seguir los siguientes principios:

- Las reformas deben ir en beneficio del multilateralismo y elevar la autoridad y eficiencia de las Naciones Unidas así como su capacidad de encarar las nuevas amenazas y desafíos.

- Las reformas deben salvaguardar los propósitos y principios estipulados en la Carta de las Naciones Unidas, en especial los de igualdad soberana, no intervención en los asuntos internos, solución pacífica de los conflictos y fortalecimiento de la cooperación internacional, etc.

- Las reformas deben ser de todas las dimensiones y multisectores y encaminadas a éxitos en los aspectos de seguridad y desarrollo. Especialmente, deben ser encaminadas a revertir la tendencia de las Naciones Unidas a "dar la prioridad a la seguridad que al desarrollo" incrementando las inversiones en el campo de desarrollo y facilitando la realización de las metas del Desarrollo Milenario.

- Las reformas deben satisfacer al máximo las demandas e inquietudes de todos los miembros de las Naciones Unidas, especialmente de los países en desarrollo. Deben basarse en el espíritu democrático, consultas cabales y búsqueda del consenso lo más amplio posible.

- Las reformas deben realizarse gradualmente tratando desde los problemas más manejables a los difíciles y favoreciendo el mantenimiento y fortalecimiento de la solidaridad entre los Estados miembros. Para las proposiciones sobre las cuales se ha alcanzado el consenso, se puede tomar la decisión y poner en práctica cuanto antes. Para los asuntos importantes sobre los cuales aún existen divergencias, se debe tomar la actitud prudente, continuar realizando consultas y buscar un amplio consenso. No es deseable establecer un límite de tiempo ni forzar una decisión.

I. Problemas del Desarrollo

El desarrollo es una aspiración común de los pueblos de todos los países y la base para el mecanismo de la seguridad colectiva y el progreso de la civilización humana. La pobreza, enfermedades y empeoramiento medioambiental son también serios desafíos para la comunidad internacional. Hay que prestar gran atención a las necesidades de los países en desarrollo para alcanzar un desarrollo coordinado, equilibrado y universal en todo el mundo.

1. Pobreza

- A fin de eliminar la pobreza, una urgente prioridad consiste en facilitar la implementación de las metas del Desarrollo Milenario, lo cual debe ser las prioridades de las reformas de las Naciones Unidas y de la cumbre en septiembre.

- Debemos conducir la globalización hacia un desarrollo equilibrado y fortalecer la posición de los países en desarrollo para su participación y toma de decisiones en pie de igualdad en los asuntos internacionales

- China apoya los esfuerzos de los países en desarrollo por elaborar y arrancar prontamente las estrategias nacionales integrales para el cumplimiento de las metas del Desarrollo Milenario a la luz de sus propias condiciones. La comunidad internacional debe brindar asistencia necesaria a tal efecto.

- La asistencia internacional para el desarrollo debe ser brindada tomando en plena consideración las condiciones nacionales de los países en desarrollo e incrementando la autonomía y participación de los países beneficiarios en este proceso con el fin de lograr mejores resultados.

- China está a favor de las recomendaciones del Secretario General sobre un calendario para el incremento de la Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD) a un 0.7% del PIB, y cree necesario trazar planes de ejecución detallada y establecer un mecanismo correspondiente de supervisión y evaluación.

- China apoya los esfuerzos internacionales por explorar los recursos innovadores como suplemento útil para la AOD, que debe seguir desempeñando un papel dirigente.

- Debemos reformar y mejorar el sistema financiero internacional para que aplique el principio de igualdad y beneficio recíproco, y monitoree y conduzca el flujo razonable del capital internacional con el fin de prevenir crisis financieras.

- Debemos establecer y mejorar un sistema comercial multilateral abierto y justo, basado en plena consideración de los intereses de los nuevos miembros y miembros en desarrollo, y eliminar cuanto antes los subsidios agrícolas y reducir sustancialmente las barreras aduaneras y no aduaneras de acuerdo con el mandato concedido por la Declaración de Doha.

- La parte china apoya los esfuerzos por promover un acuerdo sobre la modalidad de negociaciones en la VI Conferencia Ministerial de la OMC en Hong Kong según el acuerdo marco de julio de 2004 y el mandado concedido por la Declaración de Doha, con vistas a lograr una pronta terminación de la ronda de Doha y convertirla en auténtica "ronda de desarrollo".

- Los países desarrollados deben reducir y perdonar efectivamente las deudas que les deben los países en desarrollo, de manera que haya más capital disponible para el desarrollo.

- Debemos estimular y fortalecer la asociación de los sectores públicos y privados y movilizar más recursos para promover el crecimiento económico y eliminar la pobreza.

- China apoya el fortalecimiento de la cooperación Sur-Sur, incluyendo el compartimiento de experiencias, ampliación de áreas de cooperación y ayuda mutua de beneficio recíproco, con el fin de elevar la capacidad interna para el desarrollo.

2. Enfermedades

- Todos los países deben continuar poniendo en práctica con empeño las resoluciones 58/3 y 59/27 de las Naciones Unidas sobre el "fortalecimiento de la capacidad de desarrollo en la salud pública global", introducir el desarrollo de la salud pública en el contexto de sus propios planes y actividades de desarrollo, establecer sistemas de salud pública científicos y estandarizados, y mejorar la red de monitoreo, prevención, control, tratamiento e información sobre las enfermedades contagiosas. Los países desarrollados deben ayudar a los países en desarrollo en este aspecto.

- Las agencias pertinentes dentro del sistema de la ONU deben considerar la incorporación de la salud pública en sus actividades, programas y planes, brindar mayor apoyo a todos los países en el fortalecimiento de la capacidad de la salud pública y promover la cooperación internacional.

- Debemos fortalecer el papel de conducción y coordinación de la OMS y las otras organizaciones internacionales pertinentes en la prevención y tratamiento de las enfermedades. China está a favor de que se proporcionen más recursos a la red global de alerta y de reacción de la OMD sobre el brote de enfermedad.

- Debemos hacer mayores esfuerzos por prevenir y tratar HIV/AIDS. La inmediata prioridad consiste en acelerar la puesta en práctica de la Declaración de Compromisos sobre HIV/AIDS en el existente marco de la cooperación. Los países desarrollados deben cumplir con sus compromisos proporcionando un mayor apoyo financiero y técnico a los países en desarrollo en la prevención y tratamiento de HIV/AIDS.

- Actualmente no existen standars universalmente reconocidos para definir si las enfermedades contagiosas constituyen o no una amenaza a la paz y la seguridad internacionales. Dado que la principal función del Consejo de Seguridad consiste en tratar los asuntos que suponen graves amenazas a la paz y la seguridad internacionales, no le es conveniente repetir el trabajo de otras agencias.

3. Medio ambiente

- China aboga por una concepción científica de desarrollo, la inclusión del desarrollo sostenible y la protección medioambiental en las estrategias nacionales de desarrollo y la coordinación de la relación entre el crecimiento económico, el progreso social y la preservación del medio ambiente.

- Los países deben desplegar la cooperación internacional para el desarrollo sostenible, siguiendo el principio de responsabilidad común pero diferenciada y haciendo hincapié en la asistencia a los países en desarrollo en su afrontamiento eficaz a los desafíos medioambientales, sobre todo, en la solución de sus problemas más urgentes como la escasez de recursos hídricos, la contaminación atmosférica de las áreas urbanas, el empeoramiento de la ecología y la desertización. Los países desarrollados deben cumplir sus promesas a través de la transferencia de tecnologías y la proporción de apoyo financiero destinado al desarrollo de la capacidad de los países en desarrollo.

- El desarrollo sostenible constituye la mejor vía para hacer frente al cambio climático global. A la hora de formular políticas en la energía, el cambio climático y otros asuntos concernientes, la comunidad internacional debe tomar en efectiva consideración las necesidades y los desafíos reales de cada país.

- La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático aporta a la cooperación internacional un marco efectivo para hacer frente al cambio climático. Las obligaciones entre los años 2008 y 2012 estatuidas en el Protocolo de Kyoto para Estados Partes, incluyendo la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero y la asistencia a los países en desarrollo en transferencia de tecnologías, apoyo financiero y desarrollo de capacidad deben ser cumplidas de manera efectiva.

- Con posterioridad al año 2012, los países desarrollados deben seguir ateniéndose al principio de responsabilidad común pero diferenciada de la Convención para llevar la delantera en tomar medidas que reduzcan la emisión. Al mismo tiempo, la comunidad internacional puede explorar mecanismos más pragmáticos y flexibles para fomentar la cooperación tecnológica internacional, impulsar la aplicación de tecnologías energéticas avanzadas en los países en desarrollo, promover el desarrollo sostenible y aumentar su capacidad de respuesta al cambio climático.

- China está a favor del fortalecimiento de coordinación y cooperación entre las instituciones del medio ambiente ya existentes para integrar los recursos, mejorar la eficiencia y contribuir a la coordinación de las políticas. China está dispuesta a estudiar las propuestas concernientes encaminadas a alcanzar las metas arriba mencionadas.

4. Desastres naturales

- China respalda el pronto establecimiento de un sistema mundial de alerta temprana para todas las catástrofes naturales y aboga por el fortalecimiento de cooperación y coordinación a nivel nacional, regional e internacional en materia de asistencia humanitaria de urgencia y reducción de riesgos de desastres.

II. El tema de seguridad

Compartimos la propuesta del Secretario General sobre la toma de acción colectiva para afrontar las amenazas y los desafíos, la cual coincide con el nuevo concepto de seguridad caracterizado por "mutua confianza, beneficio recíproco, igualdad y coordinación" que la parte china viene promoviendo. La clave del establecimiento de un mecanismo de seguridad colectiva efectivo, eficiente y equitativo consiste en la perseverancia en el multilateralismo, la promoción de la democracia y la legalidad los asuntos internacionales, la adhesión a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, el fortalecimiento de su autoridad y capacidad y la preservación del papel medular del Consejo de Seguridad para el sistema de seguridad colectiva.

1. Guerras y conflictos

- Los conflictos interrestatales deben ser resueltos de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional y por medio de consultas en pie de igualdad y negociaciones pacíficas.

- Puesto que los conflictos internos son complejos, hay que analizar caso por caso si ellos ponen en peligro la paz y la seguridad internacionales. La solución de estos conflictos tiene que descansar fundamentalmente en los esfuerzos del pueblo del propio país. El respaldo externo debe ser prestado con una actitud prudente y responsable, tomando la Carta de las Naciones Unidas como base y el derecho internacional como pauta e integrando los medios político y diplomático para estimular y ayudar a las partes en conflicto a resolver el problema mediante consultas y negociaciones.

2. Lucha contra el terrorismo

- China propone y respalda la lucha contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones. En los esfuerzos internacionales contra el terrorismo, es menester poner en pleno juego el papel dirigente y coordinador de la ONU, recurrir a medios tanto paliativos como radicales, y evitar la politización de la lucha antiterrorista y el doble rasero;

- China apoya la pronta elaboración de una estrategia integral y global contra el terrorismo y está a favor de los cinco puntos pilares propuestos por el Secretario General como base de esta estrategia.

- China respalda el mayor perfeccionamiento de las existentes convenciones y marco legal antiterroristas. Los países deben considerar la firma y la ratificación de las existentes convenciones antiterroristas lo más pronto posible y alcanzar cuanto antes un consenso sobre el proyecto de la Convención Integral sobre el Terrorismo Internacional con una actitud cooperativa y constructiva;

- China aguarda un consenso sobre la definición del terrorismo. En esta definición se puede tomar, de manera apropiada, como referencia las convenciones internacionales vigentes y las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad.

- En su participación en la cooperación antiterrorista, los Estados miembros y las organizaciones civiles tienen que observar la Carta de las Naciones Unidas y las normas pertinentes del derecho internacional.

- Para los actos de violación de los derechos humanos que surgen en el proceso de lucha contra el terrorismo, hay que darles solución aprovechando plenamente los mecanismos existentes de la Comisión de Derechos Humanos, las instituciones convencionales y los mecanismos de supervisión de la ley humanitaria internacional. En la actualidad no es necesario establecer nuevos mecanismos.

- China apoya el fortalecimiento de las funciones de la Comisión Anti-terrorismo del Consejo de Seguridad y la expansión del mandato de su Dirección Ejecutiva, especialmente el fortelecimiento del desarrollo de la capacidad antiterrorista de los países en desarrollo y el establecimiento de un fondo fiduciario para tal efecto.

- China considera necesario el nombramiento de un coordinador de las Naciones Unidas para asuntos antiterroristas.

3. Desarme y no proliferación

- China siempre ha abogado por la prohibición completa y la destrucción total de las armas de exterminio masivo y se ha opuesto a la proliferación bajo cualquier forma de estas armas y sus vehículos. China siempre ha impulsado activamente el proceso de desarme nuclear internacional.

- Todos los Estados poseedores de armas nucleares deben concertar entre sí un tratado que les prohíba ser el primero en usar estas armas. Deben comprometerse incondicionalmente a no usar estas armas o amenazar con su uso contra países o regiones libres de ellas y suscribir en esta materia un instrumento legal internacional con obligatoriedad.

- La comunidad internacional debe tomar medidas prácticas y efectivas para preservar y reforzar la universalidad y la autoridad del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares. Los Estados Partes del Tratado tienen que adoptar una actitud constructiva y un criterio equilibrado hacia los tres objetivos del Tratado.

- China respalda el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares y espera que dicho Tratado entre cuanto antes en vigor. China seguirá manteniendo la moratoria de los ensayos nucleares y trabajará por ratificar este Tratado lo más pronto posible.

- China apoya el pronto inicio de las negociaciones sobre un eventual "tratado que prohíba la producción de material fisionable para armas nucleares u otros artefactos explosivos nucleares" sobre la base de un programa de trabajo equilibrado a ser acordado en la Conferencia de Desarme en Ginebra.

- China apoya a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en el desempeño de su importante papel en materia de prevención de la proliferación de armas nucleares y promoción del uso pacífico de energía nuclear según los propósitos de sus Estatutos. Bajo las circunstancias actuales, es necesario explorar cómo reforzar en mayor medida el régimen de no proliferación nuclear mediante la cooperación y las consultas internacionales, incluyendo el estudio de los temas de relevancia como la adopción de medidas apropiadas para fortalecer la efectividad de las inspecciones y salvaguardia de la AIEA. China subraya la importancia de los Protocolos Adicionales de la AIEA y espera ver el fortalecimiento de su universalidad.

- China apoya y toma activa parte en los esfuerzos multilaterales encaminados a reforzar la efectividad de la Convención sobre las Armas Biológicas y Toxínicas y mantiene una actitud positiva hacia la inmediata reanudación de negociaciones sobre un Protocolo de Verificación de la Convención. China está a favor de la elaboración de un nuevo protocolo de bioseguridad por parte de los Estados Partes de la Convención que clasifique los agentes biológicos peligrosos y establezca estándar internacional con obligatoriedad para la exportación de los agentes de este tipo.

- China aboga por el reforzamiento de la universalidad de la Convención sobre las Armas Biológicas y Toxínicas y la Convención sobre la Prohibición de Armas Químicas.

- El mecanismo de consulta, cooperación e investigación de la Convención sobre las Armas Biológicas y Toxínicas constituye el principal medio para abordar el uso de las armas biológicas y debe ser observado por los Estados Partes. El mecanismo del Secretario General tiene sus propios antecedentes históricos y ámbitos de aplicación. Por el acuerdo de la mayoría de los países, se podrá proceder a una revisión nueva y completa a través de negociaciones multilaterales.

- China estimula a todos los Estados Partes a presentar informaciones relativas a la adopción de medidas de confianza como lo exige la Conferencia de Examen de la Convención sobre las Armas Biológicas y Toxínicas;

- Los Estados poseedores de armas químicas deben acelerar la destrucción total de sus arsenales de armas químicas, de las antiguas armas químicas y de las armas químicas que hayan sido abandonadas en otros países. En general, el mecanismo de verificación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas tiene un funcionamiento normal y los mecanismos de aclaración, consulta y cooperación pueden servir para atender las preocupaciones de los Estados Partes por posibles infracciones. En caso de graves infracciones, la Conferencia de los Estados Partes o el Consejo Ejecutivo podrá llamar a la atención de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la ONU.

- China se opone a la proliferación de las armas de destrucción masiva y sus vehículos y apoya el fortalecimiento del actual mecanismo internacional de no proliferación. Aboga por la solución de los asuntos de la proliferación por medios políticos y diplomáticos dentro del marco del Derecho Internacional. Toda medida contra la proliferación ha de contribuir a la paz, la seguridad y la estabilidad internacionales y regionales. Al igual que muchos otros países, no estamos de acuerdo con las medidas de intercepción tomadas mediante la Iniciativa de Seguridad y No Proliferación al margen del Derecho Internacional.

- La prevención de armamentización del espacio exterior y de toda forma de carrera armamentista en el espacio exterior conduce a la estabilidad estratégica global y promueve el proceso de control de armas y el desarme. La comunidad internacional debe dar mucha importancia a esto y tomar vigorosas y efectivas medidas para evitar este peligro. La Conferencia de Desarme en Ginebra debe establecer lo antes posible un comité especial para negociaciones y elaboración de instrumentos legales internacionales al respecto o trabajar por alcanzar el objetivo de llenar los blancos del actual régimen legal del espacio exterior y prevenir efectivamente la armamentización del espacio exterior y la carrera armamentista en el espacio exterior.

- La Convención sobre Ciertas Armas Convencionales juega un papel importante en la solución de las inquietudes humanitarias derivadas de la guerra. China ha participado siempre activamente en todo trabajo relacionado a la convención. Desea que el Protocolo sobre Explosivos Remanentes de Guerra entre pronto en vigencia y sea aplicada en efectivo. Continuará apoyando y participando en el trabajo del Grupo de Expertos gubernamentales de la Convención, con la esperanza de ver progresos en el trabajo relacionado.

- China apoya los esfuerzos de la comunidad internacional por combatir el comercio ilícito de armas pequeñas y ligeras y respalda la negociación por la conclusión de un instrumento internacional sobre "identificación y rastreo de ilícitas armas pequeñas y armas ligeras". El ilícito comercio de armas pequeñas está relacionado con muchos factores tales como el desarme, la seguridad, el desarrollo y el humanitarismo y debe ser resuelto de modo apropiado e integral. A este respecto los países deben asumir la responsabilidad primordial y reforzar su coordinación y cooperación mientras que las Naciones Unidas debe continuar jugando su papel dirigente.

4. Crímenes Organizados

- China apoya el fortalecimiento de la cooperación internacional y regional para golpear los crímenes organizados transnacionales. Los países desarrollados deben cumplir con mayores obligaciones en el abastecimiento de recursos.

- China desea ver la implementación efectiva de las convenciones internacionales sobre el combate contra los crímenes organizados transnacionales y la corrupción.

- La Oficina de la ONU sobre Drogas y Crimen debe esforzarse para ayudar a los países a cumplir las convenciones.

- En condición de que las existentes convenciones internacionales concluidas en la ONU sean efectivamente aplicadas, China no objeta a la negociación y elaboración de necesarias nuevas convenciones internacionales dentro del marco de la ONU.

5. Prevención y mediación

- China apoya a la ONU en el establecimiento de la "cultura de prevención" y en una mayor inversión en la prevención de conflicto y mediación, especialmente el mejoramiento de los mecanismos y medidas tales como la alerta temprana y la misión de investigación en el terreno del suceso.

- Los Estados miembros deben hacer valer plenamente el papel rector del Consejo de Seguridad y apoyar los oficios y mediación autorizados del Secretario General.

6. Sanciones

- China ha sostenido siempre que las sanciones deben ser aplicadas con prudencia bajo la premisa de que se hayan agotado todos los medios pacíficos. Una vez que el Consejo de Seguridad haya decidido imponer sanciones, todos los Estados tienen la obligación de ejecutarlas en forma rigurosa.

- China está a favor de mejorar el mecanismo de sanciones de la ONU, estableciendo criterios estrictos, haciéndolas bien enfocadas, fijando explícitamente los límites de tiempo y minimizando la posibilidad de que las sanciones ocasiones crisis humanitarias y su impacto en los terceros países. Los diverss comités de sanciones han de evaluar regularmente el impacto humanitario producido por las sanciones.

- La comunidad internacional debe ayudar a los países en vías de desarrollo a reforzar su capacidad de ejecución de las sanciones.

7. Uso de la fuerza

- La solución pacífica de las controversias internacionales y el no uso de la fuerza en las relaciones internacionales constituye un principio importante de la Carta de la ONU y una norma fundamental del Derecho Internacional. China siempre aboga por dirimir los litigios internacionales por medios pacíficos y se opone al uso de la fuerza o la amenaza con su uso en las relaciones internacionales.

- Estamos a favor de no modificar el Artículo 51 de la Carta ni reinterpretar el mismo. La Carta es inequívoca en sus disposiciones acerca del uso de la fuerza, estableciendo que no se debe recurrir al uso de la fuerza sin la autorización del Consejo de Seguridad, salvo el caso de autodefensa bajo el ataque armado. Debe ser el Consejo de Seguridad el que juzgue, con prudencia, si existe una amenaza inminente conforme al Capítulo VII de la Carta y a la luz de la situación específica.

- Dado que no son del todo iguales las causas de las crisis y las situaciones de las mismas, es irrealista y altamente controversial formular normas y parámetros universalmente aplicables respecto al uso de la fuerza. Hacer o no el uso de la fuerza deberá ser tratado, caso por caso, por el Consejo de Seguridad según la situación real de los conflictos.

- El Consejo de Seguridad se constituye en el único órgano de las Naciones Unidas que está facultado para decidir el uso de la fuerza. Los arreglos u organizaciones regionales tienen que obtener la autorización previa del Consejo de Seguridad para tomar acciones coercitivas.

8. Mantenimiento de la paz

- Las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas deben acatar la Carta de la ONU y los principios báscios que han aprobado efectivos, incluyendo la neutralidad, el consentimiento de las partes implicadas, el no uso de la fuerza excepto el caso de autodefensa, etc.

- China apoya el reforzamiento de la capacidad de las Naciones Unidas de mantenimiento de la paz y acoge con agrado la propuesta del Secretario General sobre la creación de reservas estratégicas y la capacidad de la policía civil de espera. Espera que la Secretaría especifique y aclare los muchos aspectos de la propuesta en conformidad lo exigido por el Comité Especial de la Asamblea General para las operaciones de mantenimiento de la paz. Para establecer un nuevo mecanismo, es menester realizar estudios cautelosos y pormenorizados para garantizar su viabilidad y efectividad. Es preciso integrar los recursos y actuar en la medida de las posibilidades, poniendo en pleno juego las potencialidades de los mecanismos existentes.

- Hay que aprovechar en forma razonable y efectiva los limitados recursos de la ONU para el mantenimiento de la paz. La ONU puede brindar, cuando sea necesario, apoyo para las operaciones mantenedoras de la paz realizadas por las organizaciones regionales de Africa.

- China respalda el fortalecimiento de la cooperación entre la ONU y las organizaciones regionales para mejorar la cooerdinación y aprovechar las ventajas de cada parte. Las organizaciones regionales han de desarrollar las operaciones de mantenimiento de la paz, en virtud de los propósitos y principios de la Carta de la ONU.

9. Construcción de la paz

- China está a favor del establecimiento de una Comisión de Construcción de la Paz. Sus responsabilidades deben residir principalmente en ayudar a la planificación para la transición los conflictos a la reconstrucción post-conflicto y coordinar los esfuerzos de la comunidad internacional. China está de acuerdo con la idea expresada por el Secretario General al señalar que la Comisión es un cuerpo de asesoramiento sin la función de alerta previa o de vigilancia.

- La Comisión responderá principalmente ante el Consejo de Seguridad, lo cual estará en interés de su eficiencia y efectividad. China también está a favor de la plena participación del Consejo Económico y Social en los trabajos de la Comisión.

- La Oficina de Apoyo a la Construcción de la Paz, dentro de la Secretaría de la ONU, ha de seguir los principios de selectividad y eficiencia.

-

III. Imperio del Derecho, Derechos Humanos y Democracia

1. "Responsabilidad de proteger"

- Todos los Estados asumen la responsabilidad primordial de proteger a sus nacionales. Los conflictos internos de un país suelen deberse a un conjunto complejo de factores, por lo cual es imperativo tomar cautela para juzcar si un Gobierno tiene o no la capacidad y la voluntad de proteger a sus ciudadanos y no se permite intervención temeraria.

- Cuando ocurra una crisis humanitaria masiva, aliviar y detenerla representa la preocupación legítima de la comunidad internacional. Toda acción de respuesta a tal crisis debe estar conforme con las disposiciones pertinentes de la Carta de la ONU y respetar las opiniones del país en cuestión y de las organizaciones regionales relacionadas. Le compete al Consejo de Seguridad tomar la decisión dentro del marco de la ONU y a la luz de las circunstancias específicas la que debe conducir a una solución pacífica en todo que sea posible. Al tomar acciones forzosas, habría que ser más prudente todavía para actuar, tratando el asunto caso por caso.

2. Corte Penal Internacional

- China apoya el establecimiento de una Corte Penal Internacional caracterizada por su independencia, imparcialidad, eficacia y universalidaad, capaz de castigar los crímenes internacionales de mayor gravedad.

- En vista de ciertas deficiencias todavía existentes en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional que pueden afectar a la imparcialidad y eficiencia de la Corte en el desempeño de sus funciones, China aún no ha accedido al Estatuto, sin embargo, abriga la esperanza de que la Corte pueda ganar, a través de su trabajo, la confianza de los Estados no Contratantes y la amplia aceptación de la comunidad internacional.

- El Consejo de Seguridad debe actuar con prudencia en lo que se refiere a la presentación o no de cierta situación ante la Corte Penal internacional.

3. Corte Internacional de Justicia

- China está a favor del fortalecimiento del papel de la Corte Internacional de Justicia, la mejora de sus métodos de trabajo y la elevación de su eficiencia. Es de respetar el derecho de cada país a escoger con libertad los medios pacíficos para resolver las controversias.

4. Derechos humanos

- China aprueba y respalda la reforma de los cuerpos de la ONU en materia de derechos humanos. La clave de la reforma radica en cambiar la situación actual de politizar el tema de los derechos humanos, abstenerse de prácticar el doble rasero, disminuir y evitar confrontaciones, fomentar la cooperación, asignar mayores recursos a los proyectos de la cooperación técnica en materia de derechos humanos y potenciar el desarrollo de la capacidad de los países en esta área.

- Hay que dar igual importancia tanto a los derechos económicos, sociales y culturales como a los civiles y políticos, rectificando el fenómeno de conceder mayor preferencia a un tipo de derechos humanos.

- No se puede negar a la ligera el papel y las contribuciones de la Comisión de Derechos Humanos de laONU, órgano que ha jugado un rol relevante en el plano de derechos humanos internacionales.

- Es imprescindible observar el principio de reparto equitativo por regiones respecto a la composición de los cuerpos de derechos humanos de la ONU, a fin de garantizar su amplia representatividad. Se teme que la sustitución de la Comsión de Derechos Humanos por un pequeño Consejo de Derechos Humanos no pueda resolver el grave "déficit de credibilidad" que se presenta actualmente en materia de derechos humanos. Es menester que las diversas partes realicen estudios concienzudos en torno al cómo mejorar las labores de los cuerpos de derechos humanos de la ONU.

- China está de acuerdo con los programas globales de los equipos inter-agencia de la ONU en los países a fin de que éstos apoyen la construcción de derechos humanos en los diversos Estados. Los equipos inter-agencia han de respetar la soberanía y las leyes de los Estados miembros y tener en plena cuenta las necesidades reales de los Estados miembros en materia de derechos humanos, centrando su objetivo de trabajo en el fortalecimiento de la capacidad de los propios Estados miembros en materia de derechos humanos. Es necesario elaborar informes anuales sobre las labores de los equipos inter-agencia para someterlas al examen y las deliberaciones de los Estados miembros.

- China apoya a la Alta Comisionada para los derechos humanos en su desempeño de un papel activo en el sistema de la ONU, acorde con sus atribuciones autorizadas. El Consejo de Seguridad y la propuesta Comisión de Construcción de la Paz podrán invitar a la Alta Comisionada a partcipar en las deliberaciones pertinentes, según las necesidades.

- La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos debe contar con adecuados recursos que permitan fortalecer su capacidad para ejercer sus funciones y, al mismo tiempo, debe aprovechar con mayor eficiencia los fondos. El pricipio de reparto equitativo por regiones también debe verse mejor reflejado en la composición de la Oficina, en procura de un más amplio apoyo de los Estados miembros.

- China apoya la reforma del actual sistema de presentación y examen de informes sobre los tratados de derechos humanos, con el propósito de evitar la duplicación de los trabajos de los órganos creados en virtud de tratados y reducir efectivamente la carga de los Estados Partes. Hay que reglamentar los trabajos de dichos órganos e intensificar el intercambio y diálogo entre los órganos y los Estados Partes.

5. Fondo para la democracia propuesto

- El Secretario General ha de explicar, ante todo, la fuente del propuesto fondo para la democracia, las reglas para su uso y los métodos de evaluación, a fin de que las partes profundicen las discusiones al respecto.

- China no está de acuerdo con la clasificación de los países como los "democráticos" y los "no democráticos".

IV. Fortalecimiento de la ONU

1. Asamblea General

- La Asamblea General se constituye en un órgano relevante de las Naciones Unidas para la adopción democrática de decisiones. China está a favor de la reforma que permita elevar la eficiencia de trabajo de la Asamblea General y reforzar su capacidad de tomar decisiones.

- China está de acuerdo con que se apruebe un paquete de medidas para revitalizar la Asamblea General. Estamos abiertos a las propuestas concretas de cualquier parte.

- China está a favor de simplificar de manera adecuada la agenda de la Asamblea General y optimizar la agenda de debates. Se podrán llevar a cabo cada año deliberaciones acerca de unos temas trascendentales y sustanciales, conforme al interés de las partes, particularmente los países en vías de desarrollo. Aquellos temas considerados innecesarios podrán ser suprimidos año por año y en forma equilibrada.

- China atribuye importancia al papel constructivo que desempeña la sociedad civil en la arena internacional y está dispuesta a continuar profundizando sus discusiones con las partes sobre el establecimiento de un mecanismo de interacción entre la Asamblea General y la sociedad civil. La participación de la sociedad civil en las actividades de la ONU no debe afectar a la naturaleza de las Naciones Unidas como organización internacional intergubernamental ni al orden de trabajo ni la eficiencia de esta organización.

2. Consejo Económico y Social

- China saluda y apoya la reforma en el ámito económico y social de las Naciones Unidas, compartiendo la idea de que la reforma ha de desarrollarse acorde con el rumbo, principio, objetivo y prioridad fijados en las resoluciones de la Asamblea General y sigue bajo la guía del gobirno.

- Las labores en las esferas económica y social deben tomar la ejecución y puesta en práctica de las metas del Desarrollo Milenario y las decisiones tomadas en otras cumbres y conferencias principales de la ONU y centrarse en la ayuda financiera, transferencia tecnológica, desarrollo de la capacidad, apertura de mercado y erradicación de la pobreza, con miras a promover una mayor continuidad y coherencia de las políticas económicas internacionales y de cooperación para el desarrollo y llevar adelante la agenda económica y de desarrollo de la ONU en forma integral, coordinada y equilibrada.

- China está de acuerdo con que el Consejo Económico y Social como un foro de alto nivel sobre el desarrollo examine las tendencias de la cooperación internacional para el desarrollo y desempeñe un papel coordinador.

- China está a favor de que el Consejo Económico y Social ejerce el liderazgo en la labor normativa y decisiones estratégicas y elabora una agenda sobre el desarrollo global.

- China está a favor de que el Consejo Económico y Social celebra evaluaciones anuales de nivel ministerial sobre la marcha de la labor para alcanzar los objetivos de desarrollo acordados, en particular las metas del Desarrollo Milenario y otros temas de desarrollo de interés de los países en desarrollo.

- China apoya el fortalecimiento de la coordinación entre el Consejo Económico y Social, el sistema Bretton Woods, la OMC y las agencias de desarrollo pertinentes de la ONU.

- China está a favor de que el Consejo Económico y Social desempeña un papel relevante para evaluar las hambrunas, epidemias y graves calamidades naturales y promover respuestas colectivas a ellas.

3. Consejo de Seguridad

- La reforma del Consejo de Seguridad es multifacética, abarcando asuntos importantes tales como la ampliación de sus miembros, la elevación de su eficiencia y la mejora de sus métodos de trabajo. Esta reforma debe adherirse a los principios siguientes:

- Contribuir a fortalecer su autoridad, elevar su eficiencia y mejorar su capacidad para hacer frente a las amenazas y desafíos globales.

- Dar prioridad al aumento de la representación de los países en desarrollo. Estos países, que ocupan más de dos terceras partes de la totalidad de los miembros de la ONU, están seriamente poco representados en el Consejo de Seguridad. Esta situación debe ser rectificada.

- Es preciso dar más oportunidades a más paíes, los pequeños y medianos en particular, para que entren por turno en el Consejo de Seguridad para participar en el proceso de la toma de decisiones.

- Atenerse al principio de equilibrio geográfico y tomar en consideración la respresentación de diferentes culturas y civilizaciones.

- Todos los grupos regionales deben, en primer lugar, llegar a un acuerdo sobre los proyectos de reforma relativos a sus respectivas regiones. La parte china sostiene que el principio de rotación regional iniciado por algunos países también merece atención y consideración.

- Llegar al consenso a través de discusiones cabales y democráticas es el principio importante de la Carta de la ONU. Su propósito reside en coordinar los intereses de todas las partes, especialmente los pequeños y medianos países. Sólo las decisiones tomadas de esta manera pueden ganar la más amplia confianza y apoyo. China se opone al establecimiento artificial de un límite de tiempo y a la votación forzosa sobre aquellos proyectos respecto a los cuales existen grandes divergencias.

Consejo de Seguridad.

4. Reforma de la Secretaría

- China apoya los esfuerzos del Secretario General por construir, mediante la mejora de la administración, una Secretaría de reducida composición y alta eficiencia.

- China está de acuerdo con que en las Naciones Unidas se aplica un sistema de planificación y presupuestación más fácil de operar y se examinan oportunamente todos los programas y eventos autorizados por la Asamblea General, a fin de asegurar su coherencia y la asignación de suficientes recursos para ellos.

- La recluta del personal de la Secretaría debe ir conforme con las disposiciones de la Carta de la ONU y tomar en plena cuenta el principio de distribución geográfica equitativa y la equidad del género.

- China desea que la Secretaría se empeñe en aumentar la transparencia, credibilidad, eficiencia de su gestión y mejorar el sistema de rendición de cuentas.

5. Comité del Personal Militar

- China tiene serias reservas sobre la abolición del Comité del Personal Militar y es de la opinión de que la reforma no significa simplemente abolición. Podemos conferir, a través de consultas, al Comité nuevos mandatos en el mantenimiento de la paz y en el área de seguridad.

Suggest To A Friend:   
Print