Portada > Noticias Importantes de China
Wang Yi Asiste a Primera Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de los Países Vecinos de Afganistán sobre la Cuestión Afgana
2021/09/08

El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, asistió el 8 de septiembre de 2021 a la primera reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los países vecinos de Afganistán sobre la cuestión afgana, en Beijing, a través de un enlace de video.

Wang Yi dijo que, en la actualidad, Afganistán se encuentra en una encrucijada de la historia. Estados Unidos y sus aliados se retiraron precipitadamente, y la política de poder, la injerencia militar y la supuesta “transformación democrática” promovidas por Estados Unidos y Occidente terminaron fracasando. Sin embargo, Afganistán todavía se enfrenta a severos desafíos, entre ellos el humanitario, el de los medios de vida de las personas y el de la pandemia de COVID-19, y puede que algunas fuerzas internacionales aprovechen medios políticos, económicos y financieros para crear nuevas dificultades para Afganistán. Los talibanes afganos anunciaron ayer la formación de un gobierno interino, y la naturaleza “interina” del régimen demuestra precisamente que el futuro de Afganistán todavía es muy incierto.

Wang Yi señaló: “Siendo países vecinos, ningún otro país es más reacio que nosotros a ver a Afganistán caer en una nueva guerra y turbulencias, y a ver el surgimiento de más desastres; y ningún otro país anhela más que nosotros que Afganistán recupere la paz y materialice el desarrollo”. Hay que aprovechar la ventana de tiempo crucial en el que la situación en Afganistán está pasando del caos al orden, y ejercer una influencia positiva y activa en el desarrollo de la situación, sobre la base del respeto por la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Afganistán, agregó el canciller chino.

Wang Yi enfatizó que es necesario hacer un juicio objetivo sobre la trayectoria histórica de la cuestión afgana, y exigir a Estados Unidos y a sus aliados que aprendan profundamente de las lecciones y que asuman sus debidas responsabilidades. Fueron Estados Unidos y sus aliados quienes causaron la cuestión afgana. En los últimos 20 años, las fuerzas terroristas en Afganistán no han sido eliminadas, sino que, por el contrario, han aumentado, y el pueblo afgano no ha podido lograr el desarrollo y la dignidad y, en cambio, ha vivido en medio de la pobreza y la miseria. La comunidad internacional sostiene una opinión universal de que el fin de la intervención militar ejecutada por Estados Unidos y sus aliados debe ser el comienzo para asumir verdaderamente las responsabilidades. Ellos tienen, más que ningún otro país, la obligación de proporcionar asistencia económica, humanitaria y de medios de vida al pueblo afgano y de ayudar a Afganistán a hacer realidad el mantenimiento de la estabilidad, la prevención del caos y el avance hacia un desarrollo sólido, bajo la premisa de respetar la soberanía e independencia de Afganistán.

Wang Yi dijo que se tiene que guiar e instar a los talibanes afganos a unir a todos los grupos étnicos y facciones, para construir una estructura política amplia e inclusiva, para adoptar políticas internas y exteriores moderadas y prudentes, para trazar una línea clara que separe al país de las fuerzas terroristas, y para establecer y desarrollar relaciones amistosas con todos los países, especialmente con los países vecinos. Wang Yi dijo que los países acogen con beneplácito las declaraciones positivas hechas recientemente por los talibanes sobre cuestiones como la construcción del régimen, la lucha contra el terrorismo y las relaciones con los vecinos amigables. La clave es poner en funcionamiento tales declaraciones con acciones concretas. Los aspectos más transcendentales son, por un lado, ser amplio e inclusivo y, por otro lado, luchar resueltamente contra el terrorismo. Wang Yi expresó su deseo de que los talibanes puedan aprender de las experiencias históricas, llevar a cabo interacciones activas con todos los grupos étnicos y facciones afganos en calidad de gobierno interino, cumplir seria y efectivamente sus promesas y luchar por el reconocimiento internacional.

Wang Yi dijo que los vecinos de Afganistán deben desempeñar un papel único tanto para abordar sus propias preocupaciones legítimas como para ofrecer un buen entorno externo para la estabilidad de la situación en Afganistán y la reconstrucción del país. En la etapa actual, se puede realizar la coordinación y la cooperación principalmente en los siguientes seis aspectos:

En primer lugar, ayudar a Afganistán a reforzar la prevención y el control de la pandemia. Afganistán es uno de los países con las tasas de vacunación contra la COVID-19 más bajas del mundo, y la situación pandémica dentro del país corre el riesgo de propagarse aceleradamente. Todas las partes pueden cooperar para seguir brindando materiales antipandémicos y asistencia técnica a Afganistán. La parte china ha decidido donar un primer lote de 3 millones de dosis de vacunas al pueblo afgano, y también está dispuesta a ofrecer más suministros antipandémicos y de emergencia a Afganistán en el marco de la reserva de material médico de emergencia China-Asia del Sur.

En segundo lugar, mantener los puertos abiertos. Los intercambios económicos y comerciales de Afganistán dependen en gran medida de los puertos terrestres. Por consiguiente, es menester mantener el funcionamiento fluido de los puertos con Afganistán bajo la premisa de garantizar la seguridad de todos los países. China tiene la voluntad de estudiar activamente la reanudación de los trenes de carga China-Afganistán, y apoya a otros países vecinos para que fortalezcan la creación de capacidad para el despacho de aduanas con Afganistán, para ofrecer comodidades a las interacciones de Afganistán con el mundo exterior, especialmente aquellas que favorecen su acceso a suministros humanitarios.

En tercer lugar, robustecer la gestión y el control de los refugiados e inmigrantes. Estados Unidos y sus aliados deben asumir la responsabilidad principal con respecto a la resolución del problema de los refugiados e inmigrantes afganos, y al mismo tiempo, deben proporcionar la compensación necesaria a los países que tienen la capacidad y la voluntad de recibir a refugiados afganos. China pide a los talibanes que mejoren la inclusividad y la previsibilidad de sus medidas políticas tomadas, para permitir que el pueblo lleve verdaderamente una vida feliz y trabaje con afán, con miras a reducir desde el origen el surgimiento de refugiados y emigrantes. Mientras tanto, se debe apoyar firmemente a los mecanismos multilaterales, incluida la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para que cumplan una función positiva a este respecto.

En cuarto lugar, proveer asistencia humanitaria lo antes posible. Los países vecinos deben ayudarse entre sí y extender una mano cuando las demás partes se encuentren en momentos difíciles. De acuerdo con las necesidades del pueblo afgano, la parte china ha decidido proporcionar urgentemente alimentos, materiales para abrigarse en invierno, vacunas y medicamentos por valor de 200 millones de yuanes. Además, la parte china tiene la disposición a ayudar a Afganistán a construir proyectos que contribuyan a mejorar los medios de vida de las personas y a hacer todo lo posible para apoyar la paz, la reconstrucción y el desarrollo económico de Afganistán cuando se cumplan las condiciones de seguridad y de otros tipos.

En quinto lugar, profundizar la cooperación en materia de lucha antiterrorista y seguridad. Los cambios en la situación en Afganistán han dejado un impacto complicado en el panorama antiterrorista internacional y regional. “Debemos urgir a los talibanes a realizar una separación completa de todas las fuerzas extremistas y terroristas y a tomar medidas efectivas para restringirlas y combatirlas”, dijo Wang Yi, quien además indicó que todas las partes deben reforzar el intercambio de inteligencia y la cooperación en el control fronterizo, y arrestar y erradicar de manera oportuna a los grupos terroristas que se cuelen en el territorio desde Afganistán, en un intento de garantizar la seguridad y la estabilidad regionales.

En sexto lugar, llevar a cabo la cooperación contra las drogas. Recientemente, los talibanes anunciaron que Afganistán ya no produciría ninguna droga. Hay que alentar y apoyar esto, y ayudar a los agricultores afganos a llevar a cabo cultivos alternativos, para eliminar en común las fuentes de drogas en la región. Al mismo tiempo, la parte china está lista para tomar acciones conjuntas con todas las partes para combatir los delitos transnacionales de drogas en la región, a efectos de proteger la vida y la salud de los pueblos de la región y la estabilidad social regional.

Antes de terminar, Wang Yi dijo que esta reunión de ministros de Relaciones Exteriores fue el primer intento de los países cercanos y vecinos de Afganistán de cooperar para hacer frente a los cambios en la situación en Afganistán, y también marcó el establecimiento oficial del mecanismo de coordinación y cooperación entre los países vecinos de Afganistán. Esto es muy oportuno y necesario en esta coyuntura. “La reunión enviará una voz común y una señal política clara de los países vecinos de Afganistán”, dijo Wang Yi, quien añadió que China apoya el funcionamiento continuo de este mecanismo único, para que los países puedan compartir propuestas de política, coordinar sus posiciones y abordar conjuntamente los desafíos a través de esta plataforma.

Las partes participantes destacaron que, frente a la situación cambiante en Afganistán, es muy necesario que los países vecinos de Afganistán coordinen de forma oportuna sus opiniones y posiciones. La comunidad internacional debe respetar la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Afganistán, ayudarlo a lograr la seguridad y la estabilidad y a reconstruir la economía, y proporcionarle asistencia humanitaria de emergencia. Estados Unidos y sus aliados han de asumir sus debidas responsabilidades al respecto. Las partes presentes hicieron un llamamiento a un futuro gobierno afgano que se muestre abierto e inclusivo, que refleje la representatividad de todos los grupos étnicos y facciones, y que se separe completamente de todo tipo de organizaciones terroristas internacionales. Las partes participantes comentaron positivamente la serie de consensos alcanzados en la primera reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los países vecinos de Afganistán sobre la cuestión afgana, reconocieron su papel único y acordaron institucionalizar esta reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los países vecinos de Afganistán.

La primera reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los países vecinos de Afganistán sobre la cuestión afgana fue presidida por el ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán, Shah Mahmood Qureshi. Asistieron al encuentro el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hossein Amir Abdollahian, el ministro de Relaciones Exteriores de Tayikistán, Sirojiddin Muhriddin, el ministro de Relaciones Exteriores Uzbekistán, Abdulaziz Kamilov, así como el viceministro de Relaciones Exteriores de Turkmenistán, Vepa Hajiyev.

Suggest To A Friend:   
Print