Portada > Noticias Importantes de China
Wang Yi Asiste a Seminario para Conmemorar el 50º Aniversario de la Restauración del Puesto Legal de la República Popular China en la ONU y Pronuncia Discurso
2021/09/08

 

El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, asistió el 8 de septiembre de 2021 al “seminario para conmemorar el 50º aniversario de la restauración de la sede legal de la República Popular China (RPC) en la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”,en Beijing, a través de un enlace de video, y pronunció un discurso titulado “Basarse en los cincuenta años extraordinarios y trabajar conjuntamente por un futuro compartido”.

Wang Yi dijo que, en 1971, el 26º período de sesiones la Asamblea General de la ONU aprobó por una abrumadora mayoría la Resolución 2758, que decidió recuperar todos los derechos legítimos de la RPC en la ONU. Este fue un acontecimiento de gran importancia histórica, marcó la transformación verdadera de la ONU en la organización intergubernamental más universal, representativa y autorizada, y abrió un nuevo capítulo en la cooperación entre China y la ONU. A lo largo de los últimos 50 años, China ha practicado los propósitos y principios de la Carta de la ONU con acciones concretas, y se ha convertido en un importante constructor de la paz mundial, en el mayor contribuyente al desarrollo global y en un firme defensor del orden internacional.

 

Wang Yi dijo que, en la actualidad, el mundo se encuentra en una nueva encrucijada histórica, y que la comunidad internacional necesita más que nunca unirse para hacer frente a los desafíos y para materializar el desarrollo común. Todos los países deben forjar consensos y formar una sinergia en los siguientes aspectos:

En primer lugar, hay que salvaguardar el multilateralismo, para defender la paz y la estabilidad mundiales. El sistema internacional nucleado en torno a la ONU y las normas básicas de las relaciones internacionales basadas en los propósitos y principios de la Carta de la ONU son los pilares del multilateralismo. Es necesario oponerse a la imposición de las reglas formuladas por un número reducido de países a la comunidad internacional bajo el disfraz del multilateralismo. Hay que superar las discrepancias a través del diálogo y resolver las disputas mediante negociaciones. China se pondrá, como siempre, del lado de la paz y la justicia, se adherirá a los propósitos y principios de la Carta de la ONU y promoverá la construcción de un mundo que goce de una paz duradera y de la seguridad común.

En segundo lugar, hay que fortalecer la cooperación antipandémica, para construir conjuntamente una línea de defensa para la vida y la salud. Es menester persistir en el atributo primordial de las vacunas como un producto público mundial, y trabajar por una distribución justa y razonable de las mismas en todo el mundo. La práctica de la presunción de culpabilidad y la manipulación política en la cuestión de la trazabilidad del virus están condenadas a terminar fracasando. China seguirá trabajando con todas las partes para llevar a cabo la trazabilidad científica global con apego a una actitud científica.

En tercer lugar, hay que dar prioridad al desarrollo, para fomentar la prosperidad común del mundo entero. Se necesita dar juego al papel de planificación y coordinación de la ONU, colocar el desarrollo en un lugar prominente de las macropolítica globales y poner en funcionamiento la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible de manera integral, equilibrada y vigorosa. También hay que reunir más recursos de desarrollo para los países en desarrollo, y proporcionarles apoyo en términos de financiación, tecnología y creación de capacidad, en un intento de impulsar el establecimiento de una asociación de desarrollo global más equitativa y equilibrada y de construir un mundo en el que “ningún país ni nadie se quede atrás” y todos disfruten del desarrollo y la prosperidad comunes.

En cuarto lugar, hay que comprometerse con la apertura y la inclusión, para formar una economía mundial abierta. A los países les incumbe salvaguardar el sistema de comercio multilateral con la Organización Mundial del Comercio (OMC) como piedra angular y mantener la estabilidad y la fluidez de las cadenas industriales y de suministro mundiales. Practicar la desglobalización, marcada por el encerramiento y la desvinculación, no está en línea con los intereses de ninguna parte, y solo conducirá a un callejón sin salida. China recibe con agrado que todos los países, organizaciones internacionales, empresas multinacionales, instituciones financieras y organizaciones no gubernamentales (ONG) se unan a la cooperación en el marco de la Iniciativa de “la Franja y la Ruta”, para impulsar el desarrollo integrado de la economía mundial y la compartición de los beneficios.

En quinto lugar, hay que mejorar la gobernanza climática, para construir un mundo limpio y hermoso. Los países desarrollados deben cumplir lo antes posible su compromiso de ofrecer financiación climática a los países en desarrollo. Todos los países deben continuar poniendo en práctica el Acuerdo de París sobre el cambio climático mediante las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés) y la cooperación internacional con apego a los principios de responsabilidades comunes pero diferenciadas, de equidad y de capacidades respectivas, para fomentar la construcción de un sistema de gobernanza climática mundial justo, equitativo, cooperativo y de ganancia compartida. La parte china celebrará en octubre de este año la 15ª reunión de la Conferencia de las Partes (CP 15) en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), para trabajar con el resto del mundo para impulsar la construcción de una comunidad de vida entre los seres humanos y la naturaleza.

En sexto lugar, hay que reforzar los intercambios y el aprendizaje mutuo, para promover el progreso de la civilización humana. Se exige descartar los prejuicios sobre los sistemas y modelos, defender con firmeza los valores comunes de la humanidad, a saber, la paz, el desarrollo, la equidad, la justicia, la democracia y la libertad, respetar el conocimiento y la comprensión de diferentes civilizaciones sobre las connotaciones de estos valores, apreciar las exploraciones y prácticas de distintos países para materializar estos valores, tomar el reconocimiento y la satisfacción del pueblo del país como el criterio final, y persistir en el respeto mutuo, en el trato en igualdad de condiciones entre sí, y en los intercambios y el aprendizaje mutuo, con el fin de construir codo con codo un mundo abierto e inclusivo.

Antes de terminar, Wang Yi dijo: “Independientemente de cómo cambie el panorama internacional, China salvaguardará resueltamente el papel central de la ONU en los asuntos internacionales, se mantendrá firmemente en el lado correcto del avance histórico, promoverá continuamente la construcción de una comunidad de destino común de la humanidad, trabajará y avanzará junto con todas las fuerzas del mundo que buscan el progreso, y emprenderá esfuerzos incansables a favor de la noble causa de la paz y el desarrollo de la humanidad”.

Este seminario, celebrado conjuntamente por la Asociación de las Naciones Unidas de China (UNA-China, por su abreviatura en inglés) y por el Instituto Popular Chino de Relaciones Exteriores (CPIFA, por sus siglas en inglés), forma parte de una serie de actividades llevadas a cabo para conmemorar el 50º aniversario de la restauración del puesto legal de la RPC en la ONU. Asistieron al encuentro representantes de agencias de la ONU en China, enviados diplomáticos en China, funcionarios diplomáticos veteranos chinos, así como expertos y académicos chinos y extranjeros.

Suggest To A Friend:   
Print