Portada > Declaraciones del Portavoz
Conferencia de Prensa Habitual Ofrecida el 26 de Agosto de 2021 por Wang Wenbin, Portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores
2021/08/26

CGTN: Según informes de prensa, varios expertos internacionales del equipo de estudio conjunto de trazabilidad entre China y la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacaron recientemente que no hay evidencia que apoye la "teoría de la fuga de laboratorio" y que la difusión sensacionalista de esta hipótesis significa que el estudio de trazabilidad está siendo politizada. Un científico internacional que conoce bien el trabajo de trazabilidad incluso dijo sin rodeos que el informe de trazabilidad formado por los servicios de inteligencia estadounidenses no puede proporcionar ninguna nueva evidencia, lo que corresponde a lo esperado por la mayoría de los científicos. ¿Tienes algún comentario sobre esto?

Wang Wenbin: La trazabilidad es una cuestión científica que debe ser llevada a cabo por científicos de todo el mundo a través de la cooperación. Este es el consenso de la abrumadora mayoría de los países y de la comunidad científica. La parte estadounidense ha recurrido a sus servicios de inteligencia y no a científicos para promover la trazabilidad, lo cual solo interferirá y saboteará el proceso de trazabilidad científica y obstaculizará los esfuerzos de la comunidad internacional para encontrar cuanto antes los orígenes del virus. ¿Por qué la parte estadounidense ha actuado así a pesar de ser claramente consciente de que tal comportamiento es indebido? ¿Cuál es el verdadero propósito de la parte estadounidense al recurrir a los servicios de inteligencia para llevar a cabo la trazabilidad? Vale la pena reflexionar sobre estas preguntas.

South China Morning Post: El Departamento de Justicia de Estados Unidos exigió a la oficina en Estados Unidos de Sing Tao Daily, un periódico con sede en Hong Kong, que se registrara como "agente extranjero". ¿Qué comentario tiene la parte china sobre esto?

Wang Wenbin: Todavía no tengo conocimiento de la situación pertinente. China se opone constantemente a la práctica errónea de la parte estadounidense de llevar a cabo una represión política injustificada contra los medios de comunicación chinos.

Agencia de Noticias Xinhua: Michael McCaul, líder republicano de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, publicó hace no mucho tiempo un informe de investigación sobre el Instituto de Virología de Wuhan (WIV, por sus siglas en inglés), que cita cifras excesivamente altas para sugerir que algo "inusual" estaba sucediendo en el WIV, pero en realidad, el informe exagera 1.000 veces los gastos para un nuevo sistema de ventilación. Además, otras seis cifras presupuestarias del WIV han sido exageradas diez o cien veces en este informe. ¿Tienes algún comentario al respecto?

Wang Wenbin: He tomado nota de los informes pertinentes. Esto ha demostrado una vez más que la supuesta alegación de una fuga de laboratorio por parte de Estados Unidos no es creíble en absoluto y está basada en nada más que información y datos falsos y erróneos. Esto también vuelve a mostrar que la trazabilidad no debe politizarse, y que una cuestión científica debe ser estudiada por científicos, y no manipulada por políticos o servicios de inteligencia.

FSN: La primera pregunta: según se informó, Michael Spavor ha presentado esta semana una apelación. ¿Puede el Ministerio de Relaciones Exteriores confirmar esto? ¿Puede compartir con nosotros más detalles al respecto? La segunda pregunta: hoy se cumplen 1000 días desde que fue detenida Meng Wanzhou. ¿Tiene el Ministerio de Relaciones Exteriores algún comentario sobre esto?

Wang Wenbin: China ha expresado en múltiples ocasiones su posición sobre el caso del ciudadano canadiense Michael Spavor. El ciudadano canadiense en cuestión está bajo sospecha de haber cometido un delito que pone en peligro la seguridad nacional de China. China es un país basado en el Estado de derecho. Las autoridades judiciales de China manejan los casos de forma independiente y de conformidad con la ley, y han protegido plenamente todos los derechos legítimos del ciudadano canadiense.

El incidente de Meng Wanzhou es un mero incidente político, cuya esencia es tanto una persecución política contra una ciudadana china trazada por Estados Unidos y ejecutada por Canadá, que ha servido como su cómplice, como una represión deliberada contra las empresas chinas. Estados Unidos y Canadá han citado repetidamente leyes como una excusa para justificar y encubrir su comportamiento de perseguir a una ciudadana china. No obstante, la comunidad internacional es claramente consciente de que las leyes a las que se refieren Estados Unidos y Canadá son simplemente una herramienta utilizada por Estados Unidos para apoderarse de algo por la fuerza o con el engaño, para reprimir a los disidentes, y para buscar beneficios privados, por lo que no tienen ninguna imparcialidad ni legitimidad.

La parte canadiense, haciendo caso omiso a la conspiración política de Estados Unidos y a la verdad de que la Sra. Meng Wanzhou no ha violado ninguna ley canadiense, la ha detenido de manera injustificada e ilegal durante 1000 días, con lo cual se ha convertido en cómplice de Estados Unidos en su persecución política contra una ciudadana china. Me gustaría preguntar: ¿No tiene la parte canadiense un concepto correcto sobre el bien y el mal? ¿En dónde están los derechos humanos de los que la parte canadiense se ha autoproclamado defensora? La práctica de la parte canadiense de arriesgarse a sacar las castañas del fuego a favor de Estados Unidos no trae beneficio a ninguna parte, y causará una mayor pérdida que ganancia.

El pueblo chino es un pueblo que defiende la justicia y que no le tiene miedo a la intimidación ni a la ferocidad. La parte china jamás aceptará ninguna forma de coacción política o abuso de la justicia, y nunca permitirá que sus ciudadanos se hagan víctimas de la persecución política ejecutada por otros países. El diario Global Times ha lanzado recientemente una firma conjunta en línea para pedir a la parte canadiense que libere inmediata e incondicionalmente a Meng Wanzhou, y hasta ahora, casi 15 millones de personas han dejado su nombre en la petición. Urgimos severamente a la parte estadounidense y a la parte canadiense a abordar directamente las voces de justicia del gobierno chino y de las numerosas personas chinas, a corregir sin demora alguna sus errores, a levantar la detención arbitraria contra Meng Wanzhou, a revocar la orden de arresto y la solicitud de extradición contra ella, a librarla y a garantizar su regreso seguro a China.

Shenzhen Satellite TV: Según informes periodísticos, el gobierno japonés y la Compañía Eléctrica de Tokio (Toden) decidieron el 25 de agosto construir un túnel submarino mediante el cual se liberen al océano las aguas nucleares contaminadas de la central nuclear de Fukushima I. Un funcionario surcoreano expresó su profundo pesar por las medidas unilaterales de Japón para promover el plan de descarga de las aguas nucleares contaminadas al mar sin haber llevado a cabo consultas previas con la parte surcoreana, y dijo que es una debida responsabilidad de la parte japonesa realizar consultas exhaustivas y mantener la comunicación con los países circundantes. ¿Tiene la parte china algún comentario sobre esto?

Wang Wenbin: La parte china ha tomado nota de la reacción de la República de Corea y tenemos la misma preocupación. La parte japonesa, después de tomar la decisión equivocada de descargar las aguas nucleares contaminadas al mar a pesar de las dudas y oposición dentro y fuera del país, ahora ha cometido aún más errores al promover continuamente las medidas políticas y los preparativos técnicos pertinentes. Esto demuestra que Japón carece de la sinceridad para resolver las preocupaciones de todas las partes. La parte china insta a la parte japonesa a responder seriamente a los llamamientos de la comunidad internacional, de los países circundantes y de su propio pueblo, a revocar inmediatamente la decisión equivocada, a cumplir las debidas obligaciones internacionales y a no iniciar sin autorización la descarga de las aguas nucleares contaminadas al mar antes de llegar a un consenso mediante consultas con todas las partes interesadas y con las instituciones internacionales pertinentes.

Beijing Media Network: Según informaron medios de comunicación, Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS dijo hace unos días en respuesta a una pregunta de periodistas que todas las hipótesis sobre los orígenes del coronavirus todavía están discutiéndose, y que la petición de China para hacer una investigación sobre Fort Detrick es "contradictoria", ya que Beijing se opone firmemente a la teoría de la fuga de laboratorio. ¿Cuál es la respuesta de la parte china a esto?

Wang Wenbin: La petición de la parte china es razonable y legítima, y no es contradictoria. Acerca de la cuestión de la trazabilidad, expertos chinos y de la OMS han llegado a la conclusión de que es extremadamente improbable que el virus se originara en una fuga del laboratorio de Wuhan. La mayoría de los científicos de todo el mundo, incluidos aquellos estadounidenses, creen que no hay evidencia que apoye la teoría de la fuga de laboratorio. Es Estados Unidos el que se ha negado a aceptar esta conclusión científica y el que ha asegurado que el virus se fugó del laboratorio de Wuhan. El WIV ha recibido dos veces visitas de expertos de la OMS, mientras que la base de Fort Detrick y la Universidad de Carolina del Norte (UNC, por sus siglas en inglés) cuentan con una larga historia y registros de seguridad pésimos sobre la investigación de coronavirus. Si la parte estadounidense está aferrada a la hipótesis de una fuga de laboratorio, entonces debe abrir la base de Fort Detrick para que la comunidad internacional lleve a cabo una investigación allí. Siguiendo la misma lógica, si la Secretaría de la OMS insiste en que no se puede descartar la posibilidad de una fuga de laboratorio, entonces la OMS debe ir a investigar Fort Detrick. Lamentablemente, todavía no hemos oído hablar de ningún plan semejante de la Secretaría de la OMS. Hemos presentado a la Secretaría de la OMS una carta conjunta firmada por 25 millones de cibernautas chinos para pedir realizar una investigación sobre Fort Detrick, pero aún no hemos recibido ninguna respuesta de la Secretaría de la OMS.

Al exigir que se lleve a cabo una investigación sobre Fort Detrick y la UNC, la parte china tiene el deseo de demostrar a la gente con hechos si la teoría de la fuga de laboratorio defendida por la parte estadounidense es creíble o no y si existe o no. Con este llamamiento, China también espera eliminar la interferencia por parte de la trazabilidad política emprendida por la parte estadounidense y crear condiciones propicias para la trazabilidad científica. Si la parte estadounidense se muestra recia a aceptarlo, esto solo revelará aún más su verdadera intención de politizar la trazabilidad.

Suggest To A Friend:   
Print